El affair SORAYA

Sin ser excesivamente conscientes, estamos asistiendo a un interesante debate acerca del comportamiento y actitud que está teniendo Soraya Sáenz de Santamaría con su maternidad y con su deber.

Como algunos sabéis, en mi blog hay personajes completamente encontrados que responden a visiones distintas de ver el mundo, como son Conciliator 2.0 y su alter ego Dark Worker.

Sucede que esta ocasión y frente a este tema, no tengo tan claro que rol asumiríamos, así que lo presento en mi propio nombre y a ver qué opináis que es lo que más me interesa.

El caso es archiconocido. Soraya fue mamá en plena campaña electoral y su bebé tenía pocos días cuando salió junto con su partido político victorioso en el balcón de Génova. A partir de ahí, fue considerada para el traspado de poderes y luego fue nombrada vicepresidenra del Gobierno (nada más y nada menos)

Creo que no descubro nada si os digo que la agenda de Soraya de un día cualquiera puede comenzar a las 7 AM como tarde y finaliza no antes de las 22 horas si no existe ninguna crisis. Para profundizar en el debate, es necesario conocer un punto importante que es el rol que está desempeñando su marido. ¿está en excedencia tras la baja paternal? ¿Cogió o no la baja paternal? ¿Ha reducido su jornada para apoyar las tareas domésticas?

Las posturas son muchas, como de costumbre. Habrá tantas como perdonas pero por enmarcar el tema, habrá dos enfoques:

1.    Claramenta a favor de su decisión. El cuidado del bebé no es exclusivo de la madre. Su profesión es muy importante y el país la necesita.

2.    Claramente en contra de su decisión. Los primeros días, semanas y meses del bebé son fundamentales en su vida. Sus vínculos afectivos y biológicos son claros y contundentes y no pueden ser sustituidos.
 
Y, por supuesto, cualquier posición intermedia o distinta que consideréis. ¡Ánimo y a opinar!

Comentarios

Entradas populares