El glamour de RRHH desde la óptica de… un cajero / cajera de Carrefour

Cuando en Recursos Humanos nos ponemos estupendos, no hay quién nos pare, que si coaching, mentoring, outplacement, relocation, engagement, smart working, inclusion, diversity, total rewards, etc.

No sé por qué, cada vez que escucho todo esto a la DRH de turno, pienso en el cajero / cajera de Carrefour y digo ¿qué pensará de nosotros este hombre / mujer? Algo así como,… ¿métete la tontería, la frivolidad, el falso glamour por dónde te quepa?

Ojo! Que cuando digo cajero / cajera obviamente es una forma de escribir, pues también me refiero a los camareros/as,  los dependientes y dependientas de ZARA y a cientos de miles de trabajadores del comercio, a los que trabajan en una estación de servicio, a los del call center, es decir… como a unos cuántos de millones de puestos de trabajo!!

Quizás, la mejor medida de conciliación para un cajero/a seria déjale salir 15 minutos antes y se acabó la vaina. Yo  le puedo poner un sillón naranja a la entrada de la oficina y un ping pong en el office donde come ¿para seguir provocando?
Resultado de imagen de cajero supermercado

El sector y el puesto condicionan notablemente la conciliación hasta el punto de ser lo que más influye en nuestra oferta o propuesta de valor.

Si algo he aprendido en estos mis de 10 años trabajando en efr, es que ¡tonterías las justas! Pregunta, pregunta y esfuérzate, pero el smart working las grandes bolas azules por la oficina lejos de ayudar, encabronan en muchos casos.

Cuando hablamos de estos temas tan modernos se nos olvida que somos un país de servicios con mano de obra intensiva, que trabajamos los domingos para que los turistas se entretengan y sigan viniendo.

Que el Silicon Valley está muy bien, pero que mi vecino y mi prima, trabajan en Leroy o en Media Markt y no son analistas del bigdata.

Y digo yo, ¿habrá que pensar algo también para ellos y ellas no? ¿o les decimos lo siento chata /chato a ti no te ha tocado conciliar, has llegado tarde pero te pongo un futbolín ahí donde te cambias para que ... cuelgues la chaqueta...

Va una propuesta, sólo una que estoy desgastado.

En comercio o retail o como queramos llamar, ¡que nadie trabaje más de 2 domingos al mes, y en las empresas más cool sólo 1 / mes!

Ah! Que esto no es Smart ni guay, pues decírselo a los que trabajan los 4 del mes. Ya es un avance, es complicado para las empresas, les obliga a organizarse a tener que seleccionar empleados sólo para los fines de semana, que en este país es algo muy complicado, pues los universitarios, los fines de semana beben como cosacos pero de currar nada.

¿Empezamos por esta medida? Librarás dos fines de semana al mes, empieza a disfrutarlos, a soñarlos…. ¿Es poco, es mucho? Para unos cuántos, una maravilla.

Conciliator 2.0 has been here!!


Que la fuerza te acompañe!!

Comentarios

Entradas populares