¿Qué pensará nuestra fauna laboral sobre el techo de cristal?

El segundo aspecto que me gustaría abordar es el denominado TECHO DE CRISTAL, que alude al freno en el desarrollo profesional laboral para las mujeres.

Este es un tema de vital importancia en la sociedad, que se encuentra intimamente ligado con la conciliación y que acabo de leer con interés en el blog de mi amigo Uxío (http://diversidadcorporativa.wordpress.com/) que asu vez hace referencia al último (y muy intersante ) Estudio del Ministerio Alemán de Familia.
Yo tengo mi opinión pero me gustaría más conocer lo que opinan nuestros colaboradores habituales... ¿tendrán mentalidad conservadora, emancipada o individualista de acuerdo a las conclusiones del informe meencionado?

¿Existe el techo de cristal en España? ¿Y en otros países? ¿Cuáles son las causas que lo propician?

Ah! Por cierto me van llegando sugrencias de nuevos avatares laborales... tenemos ya 3 nuevos que os iremos presentando... Hoy podéis ver el post del agobiator stressed y en los próximos conoceréis a más... seguid haciendomelos llegar , muchas gracias!

Conciliator 2.0 said:

Mi respuesta es contundente: existe y es evidente. Se puede observar, medir y evaluar. Es un hecho y por tanto incuestionable. Podenmos hablar y estar o no de acuerdo en las causas pero NO en la existencia del fenómeno


Se produce por lo general en todos los países desarrollados en donde la mujer se ha incorporado al mundo laboral de forma significativa, pero quizá en España este asunto, como otros relacionados con la conciliación, tiene especial virulencia ya que aquí el castigo es mayor y, por supuesto, desproporcionado.


Mi experiencia diaria me conduce a pensar que está fundamentalmente ligado a la función maternal de la mujer o mejor aún al rol cuidador que se le atribuye, por supuesto sin preguntar!


En un mundo laboral, todavía muy masculinizado, las reglas del juego, las normas y la justicia ad hoc, castiga a las mujeres que deciden libremente ejercer su maternidad y, lo que resulta más paradójico, también a las que no la ejercen.


Entre las grandes y medianas empresas (quizás en las más pequeñas haya de todo) mi opinión es que no existe una discriminación o techo de cristal ligado estrictamente al género. De hecho, en los 5 o 10 primeros años de carrera profesional, la progresión del hombre y la mujer es similar, podríamos decir que tanto la incorporación como la primera promoción se desarrollan en condiciones de igualdad, pero a partir de los 30-35 años....Viene el lío!

Considero que hay que ir rompiendo los paradigmas... ¿por qué no se puede ser directivo/a part time? ¿por qué las pocas mujeres directivas lo son renunciando a buen parte de su rol materno/familiar? Parte de la respuesta es que las empresas y sus posiciones han sido (y continúan) siendo diseñadas por hombres... pero también hay que decir  que en las pocas empresas en las que las primeras ejecutivas son mujeres ... no veo muchos avances , un poco más de respeto , un poco más de consideración, algunas cosas no se pueden decir delente de la Sra Presidenta pero por supuesto se siguen haciendo ,  etc etc .

Dark Worker said: 

¡Ya estamos con las paridas de consultores que no saben ya ni qué vender! 'Como tengo que tener trabajo, creo un problema y así me contratarán para resolverlo...'


Ya lo he dicho otras veces, trabajar y además si queremos ascender,  el trabajo se hace incompatible con la atención a los niños y a la familia.


Esto que ahora llaman techo de cristal ha existido siempre, pero no se le ha denominado de ninguna forma, bueno sí: sentido común.


En una pareja con hijos, uno de los dos deberá renunciar a su carrera profesional y me parece razonable que sea la mujer, que al fin y al cabo es la madre (por lo menos hasta este momento).
Sería totalmente injusto promocionar y/o mantener a una mujer-madre en su puesto que aportará menos que su compañero hombre que se dedica mucho más a su trabajo y debe ser recompensado.El ascenso premia el esfuerzo y la dedicación!!


Además en un país de tan esacasa natalidad como el nuestro, hay que alegrarse de que las mujeres quieran seguir siendo madres, si no progresan , pues que no lo hagan pero lo importante es traer niños a este mundo, aunque sea a costa de los ascensos.

El modelo ha funcionado con nuestros abuelos y nuestros padres, nos ha permitido desarrollarnos, crecer como país y como personas... ¿por qué cambiar ahora?

Ya ha hablado nuestra fauna laboral. Gracias por vuestra aportación. ¿Qué os parece? ¿Quién tiene más razón? ¿Es posible que la maternidad sea el motivo para que exista el techo de cristal? Continuad posteandome...

Comentarios

  1. Creo que no teneís razón ni uno ni otro. Soy madre de familia numerosa y empresaria. Creo firmemente que todos hombre y mujer deben por el mero hecho de ser persona, tener la capacidad de elegir libre y soberanamente cuales van a ser sus prioridades vitales. Estoy cansada de oir historias de madres y padres que no ven a sus hijos. Hoy en día tener la oportunidad de criar y educar a tus hijos es un privilegio de unos pocos. Sin embargo, estoy plenamente convencida, porque mi experiencia vital así me lo dice de que ese privilegio no tendría porque exisitir. Somos victimas de nuestra propia historia, del obligatorio pluriempleo de supervivencia del pasado que nos ha llevado a tener unos horarios y unas exigencias de permanencia física en las empresas que no es que hagan imposible la conciliación sino que hacen imposible vivir fuera de tu entorno profesional. Se sigue premiando el "estar", se siguen cerrando reuniones a horas ridiculas, se siguen perdiendo dos horas en la comida, se sigue admitiendo la hora del café, se sigue premiando a los "after-hours", ....mientrás esto no cambie hablar de familia, hablar de conciliación y hablar de desarrollo profesional y organizacional seguirá siendo una falacia. En mi opinión el techo de cristal no tiene que ver con la familia sino con la cultura empresarial que fomenta el de 9 a 2 y de 4 a vete a tu saber. Por otro lado, querido Dark Worker una pregunta ¿Qué tiene más valor el talento o la ineficacia disfrazada de disponibilidad y dedicación?

    ResponderEliminar
  2. Algo así te contestarían mis dos queridos compañeros de viaje:

    Conciliator 2.0

    Cuánta razón tienes!! Es un tema complejo. El típico problema en espiral del que no sabemos bien el comienzo ni el final, pero sí podemos observarlo. ¿Que fueron primero aspectos culturales o empresariales? ¿Qué influye más en la empresa nuestra cultura latina o que esté dominada por varones y por tanto muy masculinizada? Yo pienso que más que emplear mucho tiempo en un sofisticadísimo análisis, si compartimos el 80% ¿Por qué no empezar a buscar soluciones? Yo soy muy pragmático. Ajustar el 100% es casi imposible y debemos empezar a trabajar con los 80%... así el techo de cristal insisto en que existe, podemos no estar al 100% dec acuerdo en sus causas pero... ¿podemos trabajar en identificar y sobre todo premiar a los que lo reduzcan y eliminen?

    Dark Worker.

    El esfuerzo sin duda el esfuerzo. No me vale ese talento que insinúas del que “se le cae el boli a las 6”. Mi padre siempre decía la letra con sangre entra. Y además qué tiene de malo la admiración a tú jefe? A mí unas dosis de sumisión en el trabajo me parecen necesarias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares