¿EL NEOFEMINISMO, YA ESTÁ AQUÍ?


Me estaba preguntando si otro tipo de feminismo sería posible cuando cayó en mis manos los trabajos de Ms Catherine Hakim[1],  primero como una entrevista en el Diario El Mundo y posteriormente sus ensayos a los que pude acceder por obra y gracia de Internet.
Siempre he pensado que el feminismo actual debe cambiar, por cierto como otros 'ismos', como el sindicalismo y el ecologismo entre otros. Estos movimientos sociales y en muchos casos culturales y políticos nos han permitido obtener grandes avances pero en ocasiones se nos aparecen como un tanto trasnochados.
Sus reivindicaciones, que suelen ser bastante 'justas', se plantean como un problema de suma negativa, y claro así es difícil. Si es complicado llevar adelante procesos de cambio con suma cero imagínense cuando la suma es negativa.
¿Y por qué es negativa? Pues porque lo gana un colectivo (un porcentaje elevado de mujeres), es menor que lo que el otro colectivo pierde, (un elevado porcentaje de hombres) la expresión más clara de este fenómeno de suma negativa son las cuotas. La posición es una, no lo puedo duplicar, así que si quito a un hombre para poner a una mujer se produce un proceso (termodinámicamente complejo) que a mi entender conduce a la suma negativa.
¡Pero cuál fue mi sorpresa cuando veo que Ms Catherine Hakim va mucho más allá! Por cierto no está solo en sus pronunciados, he podido acceder a opiniones similares provenientes de la afamada periodista sueca Elise Claeson del Svenska Dagbladet y autora del libro 'mamma@home', de la escritora Katherine Ellison autora del libro 'Inteligencia Maternal' y premio pullitzer y de la periodista alemana. Eva Herman, presentadora durante 18 años del informativo más famoso del la TV alemana y autora del libro 'Das Eva Prinzip'.
Más que continuar con más aportaciones que sin duda serán discutibles y poco interesantes, me gustaría recuperar las conclusiones del ensayo de MS Hakim titulado: 'Feminist Myths andMagic Medicine' publicado en Enero de 2011.
Me gustaría compartir con todos vosotros y sobre todo vosotras, algunas conclusiones para conocer qué os parecen. Bajo mi opinión los trabajos parecen rigurosos, yo diría que muy por encima de la media, pero obviamente son opinables, y es a lo que me gustaría ir, así que allá van:
  1. Cuando se otorga libertad, no es cierto que las mujeres elijan los mismos itinerarios profesionales que los hombres. Ambos tienen diferentes aspiraciones y prioridades profesionales.
  2. Hay menos brecha salarial en países como China que en Suecia. MS Hakim contradice el paraíso de género sueco. Desmontando a Suecia.
  3. No hay evidencias de que la segregación de género en las ocupaciones profesionales constituyan una importante causa de brecha salarial. No existe una causa efecto.
  4. Las mujeres británicas continúan prefiriendo casarse con hombres de mayor salario y posición social.
  5. La caída del mito sueco. Suecia no es un país con resultados especialmente interesantes en materia de género y de ninguna manera se pueden extrapolar conclusiones a países mayores o al entorno UE dado que Suecia es pequeño y muy homogéneo socialmente.

[1] Catherine Hakim es Senior Research Follow en la London School of Economics.

Comentarios

Entradas populares