La Troika solicita una semana laboral de 6 días para Grecia... ¿Y para Portugal y España?

Lo tengo claro!!! Los de la Troika no se enteran!!! Ni son latinos... ni merecen serlo!!!! (http://www.expansion.com/2012/09/03/economia/1346685674.html)

Los latinos lo tenemos claro. Existe una diferencia fundamental entre ir al trabajo y trabajar. Pero claro, los de la Troika son sesudos teutones o anglosajones o... cualquier otro tipo de pueblo bárbaro norteño que no ha sido convenientemente romanizado. Los de la Troika piensas (agárrense a su silla que esto es para descojonarse vivo) que si un griego va un día más al curro (6 días)... Va a trabajar los 6!!!

Pero... oigan,  qué gilipollez es esta!!! Si en Grecia, ni en Portugal ni en España curramos los 5 días de rigor...

Estos de la Troika si quieren más resultados en Grecia que se olviden de exigir medidas de trabajo porque tan sólo conseguirían más gasto energético y disminuir la productividad horaria del país/empresa o lo que sea.

En Portugal ya han eliminado 4 días de fiesta o feriados como dicen ellos... Aquí estoy a la espera de saber cuánto ha mejorado el país por este sacrificio, aunque ya os puedo adelantar que... NADA! Y eso que los portugueses están más contagiados de la cultura anglosajona que nosotros, los spanish.

Mi recomendación a los de la Troika es clara!!! Si quieren mejores resultados de los griegos, portugueses o españoles, olvídense de alargar la jornada laboral, hay que ofrecer cualquiera de los siguientes elementos como gancho para conseguir los resultados deseados:


  1. Una entrada para ver al Panathinaikos
  2. Un litro de cerveza
  3. Ambas cosas
Para Portugal sería recomendable sustituirlo por Benfica/Porto y en España... déjenme pensar... Madrid/Barça...

Sin embargo, escribiré algunas líneas en serio para desmentir estas reflexiones...

La productividad de un país, de una empresa, de una organización es el cociente entre el beneficio (normalmente monetario) y el producto del capital empleado para un empleado concreto y una unidad de tiempo (hora). 

Alemanes y anglosajones conciben el trabajo de una forma radicalmente contraria. Ellos realizan su tarea de la forma más rápida y si les sobra tiempo lo aprovechan para otras tareas y otras dimensiones como el deporte, la familia, etc. 

Sin embargo, los latinos vamos al trabajo para permanecer 8 horas en el puesto sea cual sea el cometido y el resultado, de hecho alargamos de forma deliberada la ejecución de nuestras tareas a coste de productividad para no hacer ni un ápice más de lo debido (ya se sabe aquello de 'en el salario me engañarás, pero en el trabajo...') en la jornada laboral acordada de facto, por lo cual incorporamos a nuestro espacio de trabajo los cafés, los chats, los foros y hasta las imitaciones de Chiquito al atardecer... Todo vale si aparentamos estar trabajando. 

Pero la responsabilidad, que no la culpa, de todo esto no la tiene el españolito o griego de turno que alarga su jornada indebidamente, si no todos, también el empresario y directivo que no conoce otra forma de valorar un desempeño que por las horas de permanencia en el trabajo. 

Si a esto le sumamos mi teoría (sí, ya sé que no está científicamente demostrada pero lo conseguiré) que es 'cuando un hecho se repite durante tres generaciones mínimo se producen mutaciones cromosomáticas en el ADN que llevan a incorporar el hecho de serio en la cuarta generación y sucesivas'

¿Cuántas generaciones llevamos escogorciándonos del trabajo? Pues eso, amigos, lo llevamos de serie!!

Comentarios

  1. No puedo estar más deacuerdo contigo, este artículo me viene de perlas para la captación del Proyecto Concilia Rioja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares