Que no nos quiten la Navidad...

Esta crisis nos ha robado unos millones de puestos de trabajo, varios puntos de PIB, nos ha empobrecido... Pero sin duda, los mayores efectos son los intangibles, o más difícilmente cuantificables, como el impacto sobre nuestra salud física, psicológica y emocional.

En este último apartado, el más emocional, ya no tengo duda, nos ha vuelto mucho más pesimistas, tristes e infelices.

Uno lo aprecia mejor cuando toma un poco de distancia... Me refiero a distancia espacial, ya que todavía no manejo lo de viajar en el tiempo…

Cruzas el charco y todos  siguen más o menos igual, pero esta España está seriamente dañada, se encuentra apesadumbrada.

Hoy por razones obvias me detengo un poco más en la Navidad. Más allá de creencias, todo el mundo se siente conectado por una emoción compartida de solidaridad, apoyo, familia, etc  ¿se siente o se sentía?

Ya no es que hagamos menos regalos “corporativos”, cosa que es respuesta lógica a las restricciones que tenemos impuestas, si no que, y esto es lo peor, no nos deseamos una sincera  ¡Feliz Navidad!

Cuando yo era más joven o incluso tan sólo hace unos años, la Navidad nos transformaba para bien!
Existía un firme deseo de ser mejores aunque fuera sólo por unos días….

Las emociones se crean y se comparten y no necesitan de que el PIB les acompañe.

Resistámonos,…..no al efecto manada!!!

FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!!




Comentarios

Entradas populares