Je suis desolé

¿Cómo va ser una gran nación? Un pueblo cuyas frases más célebres son:
  •          Je suis desolé
  •          Il faut se réfléchir

Pues eso, ruina de franceses.

Ahora más en serio, yo he sido y soy un gran afrancesado. Cuando de grandes países toca hablar… con los dedos de una mano, se pueden contar, y Francia es uno de ellos.
Históricamente debemos mucho a Francia y no cabe duda que junto con España e, Inglaterra  han sido las grandes potencias europeas desde el medievo , con la diferencia de que Francia supo conservar su grandeur,… y nosotros, pues,…  las autonomías.

Dicho lo anterior que uno nunca sabe “a ciencia cierta” quien lee, en lo laboral, un desastre, y en lo económico parecidico. Un país sin rumbo, que si 35 hrs / semana pero quizás no, que si estado de bienestar inflaccionado que hay que ir desmontando. En lo macro- económico, y en su dimensión laboral no ven claro el camino, ni la derecha ni la izquierda, van dando zig zags y volantazos.

Y la última,…

Lo del derecho a la privacidad de los trabajadores franceses. Prohibido enviar un mail o llamar más allá del horario laboral!!!.

Esto no tiene por dónde cogerlo, y si se ponen muy estupendos,  se va a volver en su contra en lo que a la atracción de inversión y talento supone. Es una medida dieciochesca que si apareciera con una foto de María Antonieta quedaría fenomenal.

¿A qué mente preclara se le ha ocurrido esto?

Ya he opinado y escrito sobre esto pero no me cansaré de repetir ( o…. si?)

El mundo avanza hacia la consecución de más grados de libertad, más opciones de todo tipo, lo que acompañado del nivel de madurez suficiente, es clave de éxito.

A mi entender los tiempos de la lucha obrera del Gobierno “big brother” controlando todo y diciéndonos cómo comportarnos han pasado, aunque los franceses no se hayan enterado todavía. Pero lo harán, no lo dudéis.

A mí me parece bien que existan protocolos, que las empresas se autorregulen en esta materia de conciliación y de respeto a la privacidad. Lo que no veo es al papá Estado, ni al tío Sindicato, diciéndonos como debe ser una relación laboral tan compleja como la de nuestros días.

¿Por qué no puede una persona conectarse y responder mails a las 10:30 p.m una vez ha acostado a los niños? ¿Por qué no puede ausentarse un papá o una mamá el martes a las 12:00 a.m. para acudir a una tutoría?

Las fronteras entre el trabajo y la vida privada se están desdibujando y acabarán por desaparecer. Conforme el trabajo se mueve de los grandes centros fabriles al entorno digital en una economía globalizada, las relaciones laborales deben moverse en el mismo sentido.

Écoutez – vous?
Resultado de imagen de francia

O sea, que sí se puede consultar el móvil y tus aplicaciones privadas en el trabajo, chatear con medio mundo, cosa que hace todo el mundo. ¿Y al revés …no? Ah, ¡que se abusa! Seguro en algunos casos. Corríjase, pero no a través de papá Estado a lo soviético entrando en nuestras vidas.

Un ejemplo de lo que puede pasar y con esto acabo este post.

Un buen amigo, Director Comercial de una empresa española muy exportadora me contaba esta Navidad este caso: “Hemos dejado de trabajar con la compañía francesa que nos distribuía. Y ahora lo hacemos desde España. Llevamos casi 6 meses y los ratios de satisfacción de los clientes franceses han aumentado. Todo esto, sin prácticamente incremento de coste logístico.”

Vaya!! ¿Por qué habéis dejado de trabajar con los distribuidores franceses?

¡Pues,…. porque nos lo ponen muy difícil. Te cuento la última: un transportista paró su camión lleno de nuestro producto un jueves en la tarde a unos 120 km de su destino. Y lo hizo porque había cumplido su jornada laboral semanal. No lo hizo como en España para descansar y reponerse conforme marcan las leyes de seguridad en el transporte, no, lo hizo por razones estrictamente laborales.”

“Pero no queda ahí, cogió un taxi para volver a su domicilio y otro el lunes en la mañana en sentido contrario, por supuesto en horario laboral, lo que nos incrementó los costes, pero lo peor no es eso, sino que nos generó insatisfacción en un cliente que en lugar de recibir la mercancía un jueves en la tarde noche, la recibió el lunes a medio día, por no hablar del riesgo de robo, incendio, etc de la carga.”

Y yo añado, seguramente este personaje no atenderá ningún mail y whatsapp que le llegue después de las 18:00 p.m. porque claro,…. es francés. Un francés que ya no realizará más este trabajo, que ha pasado a realizar un español.

Los franceses seguirán siendo franceses con su grandeur. Mientras papá Estado les mienta, seguirán así, pero,… ¿por cuánto tiempo?

Conciliator 2. 0 has been here!


Que la fuerza os acompañe!!

Comentarios

Entradas populares