calma chicha


Nosotros, como otros muchos, tenemos la tripulación a punto, la embarcación en perfecto estado, las velas extendidas e, incluso, el rumbo perfectamente diseñado. 
Podemos seguir mejorando todo ello y perfeccionando nuestro saber para una mejor navegación pero de nada sirve... 

¡¡¡CALMA CHICHA!!!


Desde 2012 se han instalado en nuestros mares y océanos. Y no es que no soplara muy favorablemente  en los años anteriores, pero por lo menos.. soplaba!

Dos años, y vamos por el tercero de... calma chicha, ¡Esto no hay quien lo aguante!

Los meteorólogos que hemos contratado, un tal Rajoy, de Guindos, Montoro... no sé si los conocen, nos dicen que pronto se levantará el viento y podremos navegar.

Todos los días al alba mira las velas... calma chicha!

Quizás mañana ....

Vuelvo a mis quehaceres, preparo a la tripulación, limpiamos de nuevo la quilla, extendemos las velas...  Mi tripulación me pregunta: ¿Hasta cuándo?

Miro a la meteorología.... con el dinero que me cuestan... ¿Estarán en los cierto?

No me fío, pero quiero creer...

Muchas embarcaciones han tenido que deshacerse de su tripulación y muchos barcos esperan ser desguazados en los astilleros de medio mundo...

Nosotros aguantamos, pero mientras tanto... Calma chicha!

Ni una brizna... Es desesperante, frustrante, atenta contra nuestra salud y la de nuestra familia... Pero, quién ha parado esto?? Dicen que el viento se detuvo primero al otro lado del atlántico y me hablan de los hermanos Lehman... También me dicen que por allí ya sopla algo... sin exageraciones... pero los barcos navegan aunque con calma

A mí sólo me cabe pensar que para cuando sople el viento que me pille preparado. Quiero ser el primero en salir a navegar, quiero ser el primer barco de la armada...

Vuelvo a mirar... Calma chicha!

¿Quizás más adelante? Ya no lo sé...

Comentarios

Entradas populares