Enfermos de MEA (marquitis epidémica aguda) o “mea es la culpa”

En mi post de la semana pasada os hablé del “sobrepeso por conciliación” y vimos que en algunos casos podía llegar a “obesidad conciliadora mórbida”.

Hoy seguiremos con otra patología empresarial muy acusada en nuestros días, y en especial en España que he denominado “marquitis epidémica aguda” o MEA, o lo que es lo mismo querer que tu empresa se parezca al mono de Fernando Alonso que no le cabe un hueco de lo que vende…



En este punto alguno estará ya diciendo que me he vuelto loco, que esto es tirar piedras contra mi tejado efr, pero oigan yo lo tengo claro, y ¡no me calla nadie!

De hecho no me gustaría que ni una sola entidad efr lo fuera exclusivamente por “MEA” y lo digo de forma serena y meditada.

Claro, que una cosa hay que aclarar,…

El que padece MEA, lo que más le apetece es una marca “facilona”, y es aquí donde efr lo pone difícil, la nuestra es rigurosa y exigente y, también lo digo de forma serena y meditada.

Que más puede desear una organización enferma de MEA que, una marca a ser posible de logo colorido y florido, que se puede conseguir un martes por la mañana, ¿Qué, a qué me refiero?

Pues a esas marcas que uno se levanta sin ellas  y puede acostarse con ellas puestas, adornando tu web y tu brochure corporativo ¡que monas!

Haberlas haylas y son muchas…

Pongamos el ejemplo del distintivo o charter de Diversidad que otorga la Fundación Diversidad con o sin foto con la Ex Ministra Bibi.

Te citan una mañana en un hotel madrileño o barcelonés, entras por una esquina hecho un desastre y sales por la otra puerta, hecho un ejemplo de gestión de la diversidad,…eso si con foto y con logo que subes a la web como “almas que lleva al diablo”.

Logo que ponen además al “lado” del efr como si ¡fuera comparable el esfuerzo!

Para ser justos estoy hablando de un buen grupo de marcas poco rigurosas o por lo menos poco comparables con una certificación de tercera parte basada en rigurosos criterios de independencia e imparcialidad según ISO 17021.

¿Podremos distinguir por lo menos un certificado basado en un modelo de gestión de un premio?

Ya no llego a pedir que se distinga un premio bueno, un Nobel, un Príncipe de Asturias de uno malo, pero por Dios no me mezcles con iniciativas que NADA tienen que ver.

Lo último y, de confirmarse, ALARES, y su FUNDACION ALARES y la FUNDACIÓN DIVERSIDAD  van a dar un “certificado empresa socialmente responsable – esr” a… ¡sus clientes!, y en la sede de la CEOE, en la sede de estos gurus del management.

Te llaman una mañana y te dicen, oye que te ha tocado ¡un certificado!

¡Menos mal que algunas empresas efr lo han desestimado!

¡Que la fuerza os acompañe!

Os adjunto una relación exhaustiva de lo que anda por el mercado para ver si entre todos separamos el grano de la paja!!!

  • Certificados de tercera parte
    • Calidad ISO 9000, Medio Ambiente, ISO 14000, Prevención y Seguridad, OHSAS 18000, RSE SR10 y SGE 21, Conciliación efr 1000, Excelencia EFQM, Empresa Saludable – Modelo E.S.
  • Otros certificados pero no de tercera parte
    • Discapacidad Be-qual, Igualdad- Distintivo DIE del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, Reporting de Sostenibilidad – Gri, etc
  • Ranking y Monitores
    • Marca Empleador: Merco Personas, GPTW y Top employer.
  • Premios
    • n, pero con “n” tendiendo a . OJO! Que algunos se compran!
  • Indefinidos o “ni una cosa ni la otra”
    • Red Máshumano
    • Global Compact o Pacto Mundial

Comentarios

Entradas populares