¿Trabajar hasta las 16:30? ¿Así de fácil?

A vueltas con el asunto que parte del artículo en El País del pasado fin de semana “¿Trabajarhasta las 16:30?”, por Begoña Gómez  primera dama, por una semana, y el consiguiente debate tuiteriano que da para lo que da, con los dichosos 140 caracteres, voy a ver, si en este post con algún carácter más lo consigo!

He aquí el link por sino habéis tenido oportunidad de leerlo. http://smoda.elpais.com/moda/trabajar-hasta-las-1630/

¿Trabajar hasta las 16:30?, por Begoña Gómez
Una ilustración de Begoña Gómez. Foto: Isabel Acerete


Bien, nuestra primera dama dice que  la conciliación es un gran reto, patatín, patatán, … y aquí llega lo que a mi entender es el nudo gordiano. Para conciliar hay que salir a las 16:30 y hacer coincidir el trabajo con los horarios escolares.

Yo lo tildé de simplista y populista y me llegó algún zarpazo, seguramente merecido por tener esta amplitud bucal.

Vamos al lío…

Primero , no todo el mundo podría,  generando  una bussiness class en conciliación. Los comercios dudo que pudieran cerrar a las 17 h cuando una parte importante de la población no puede salir a las 16:30. Habrían dos velocidades

Segundo. Esto en Madrid queda muy bien, pero no en Soria ni en Logroño, donde la gente por lo general prefiere interrumpir la jornada para irse a comer a casa un bacalao  con tiras y quedarse más …. ancho que largo.

Tercero. Salir a las 16:30 implica entrar entre 7:30 y 8:00 a.m. Es curioso, siempre que queremos hablar de conciliación aludimos a la hora de salida y nunca a la hora de entrada, como si ésta fuera “opcionable” como si fuera algo baladí…

Entrar a las 7:45 por ejemplo, implica en Madrid,  salir de casa sobre 7:15 suponiendo que evito el atasco cosa que a estas horas ,es factible.

Salir a las 7:15 implica levantarme 6:15 – 6:30 lo que entre otras cosas, implica levantarme ¡todo el año de noche!

Cuarto. Este horario de “coincidencia” con los horarios escolares. Le podrá venir bien a los trabajadores con responsabilidades familiares y con hijos en edad escolar , en el entorno 3-12 años.
De los 17 millones de trabajadores, descontamos millones   funcionarios que ya suelen ir de 8 a 15 p.m. ,  y el resto… no son  la mayoría.

Y quinto, hacer coincidir el horario laboral y el escolar es una aberración,  Sra. Gómez: Nuestras jornada habituales, por lo menos la mía, desconozco la suya, son de 8 horas y algo,   a lo que sumo los desplazamientos, lo que impepinablemente me lleva a unas 10 hrs/día. de curro.  Pretenden ustedes que sus hijos estén escolarizados e institucionalizados 10 hrs/día??

Pero es que tampoco es así, porque si los dejo en el cole y los recojo en el cole debería permanecer en él unas 11 horas!!!.

Vamos a ver…  los niños tienen que ir a clase, lo que digan los expertos en pedagogía, en magisterio, etc que para eso existen. Lo que yo veo es que en el resto del mundo civilizado, no van más allá de  5 - 6 hrs/dia y que incluso en los países con mejores sistemas educativos van menos horas que el nuestro. Entonces la solución no puede venir por aquí.

Si usted deja a su niño a las 8:00 a.m no podrá incorporarse hasta las 9:00 a.m y entonces que sepa que salvo privilegios…. no podrá salir antes de las 18 hrs salvo que,  sea usted una skakator ultimate.

Si por contra, los deja a las 7:30 “al alba” como diría Luis Eduardo, usted podría llegar todavía al trabajo a las 8:00 a.m. pero entonces jamás podría recogerlo a las 15:00 h cuando su niño haya cumplido las 6 horas académicas.

Entonces …tratemos de arreglar nuestra conciliación sin empeorar la vida de nuestras niños que bastante difícil se lo estamos poniendo entre todos, para empezar con  estos políticos que nos han tocado en suerte!! La solución tendrá que venir del mundo de los  adultos!

Conciliator 2.0 has been here!

Que la fuerza os acompañe!



Comentarios

Entradas populares