Conciliación en los inframundos II


Episodio I. La amenaza gastronómica

Imaginemos que tenemos la “mala suerte” de trabajar en un restaurant de los miles que hay en España, (pues no nos gusta la manduca ni nada) uno de los que el 80% de su facturación la realizan el fin de semana. Y es que tenemos la mala costumbre de salir a cenar con nuestra familia o nuestros amigos en finde y no tanto los lunes a las 19 hrs.

Sé que habrá alguien que piense que ser camarero, o mesero como dicen en Colombia, se merece todo lo peor por no haber estudiado en la London Bussines School y tener un Máster en Harvard pero,…¿est la vie?

¿Cómo podemos ayudar / apoyar la conciliación en un caso como éste?

Primero lo de siempre
  1. Tener la determinación de hacerlo
  2. Evaluar su desempeño / performance / talento / resultado,… como queráis…
  3. Preguntar qué podemos hacer por él / ella. Escucha activa
  4. Gestionar

Imaginemos que como el común de los mortales, sus necesidades pasan por disfrutar de su familia, del tiempo libre, por practicar deporte, etc

¿Cómo podemos compaginar estas expectativas y necesidades con el funcionamiento del restaurante, con su día a día?
Resultado de imagen de camareros
Primera opción

Convertir el restaurante “El tenedor inquieto” en Google, así nuestros camareros saldrían a las 17 horas, no trabajarían el finde, tendrían una sala de relajación y hasta un futbolín.
Ah! Que no es fácil!! Que en España sabemos más de restaurantes que de algoritmos de búsqueda.

Segunda opción

Tratar de acercarnos a las necesidades de nuestra gente si son valiosos, aclaro…
Por ejemplo y muy importante y seguramente muy bienvenido…

Librar un fin de semana al mes ¿Sólo? Entre 0 y 1 hay un 100% de incremento. Estoy convencido que este incrementará su satisfacción, compromiso e incluso orgullo de pertenencia.

¿Y cómo hacerlo?

Obviamente si tengo 4 camareros, la opción es buscar un eventual para los findes y que dé “finde libre” de forma rotatoria a los 4!

¿Tiene coste? Pues si.. 40-50 € / servicio que puedan llegar a ser 150 en el finde y 600 € / mes. Lo que hay que preguntarnos es por el retorno ¿lo tiene?

También podemos pensar en un estudiante en prácticas de escuela de hostelería para abaratar, un universtario, …

Es posible, pero claro requiere de tiempo y …determinación!!

Otras medidas de conciliación aplicables al restaurante:
  1. Reducción del precio del cubierto para familiares
  2. Posibilidad de llevar a cabo eventos familiares en días laborables.
  3. Compra de productos alimenticios y otros a mejor precio
  4. Posibilidad de llevar a casa comida preparada o sin preparar
  5. Cambios de turno entre eventos familiares en finde como bodas, bautizos, etc
  6. Posibilidad de realizar actividades de voluntariado en el restaurante (tipo banco de alimentos) o fuera de él.
  7. Acceso a cursos para la mejora de competencias profesionales como sumiller, cocina, inglés, etc
  8. Contrato fijo-discontinuo para algunos restaurante estacionales (playa, montaña)
  9. Acceso a beneficios sociales determinados.
  10. Apoyo en actividades deportivas y culturales. Por ejemplo, cofinanciación o un gimnasio en las proximidades

Y así hasta el infinito y más allá!

Concliator 2.0 has been here!!

Que la  fuerza os acompañe!!


Comentarios

Entradas populares