COTO A .....LA CUOTA

Esta semana he asistido a la pomposa Jornada Internacional de Diversidad con lema Igualdad y Conciliación y que finalmente trata de Igualdad de Género y cuotas en las empresas.

He pensado dedicar este post a contaros mi visión de este tema de las cuotas femeninas siempre tan controvertido.

Antes de daros mi opinión permitidme que contextualice la situación con datos “buenos” porque esa es otra...aquí hay datos para aburrir y no siempre de calidad.

Me referiré al estudio Women in Business 2014 elaborado por la prestigiosa auditoria y consultora british Grant Thornton,...la he visto citar entre otra a Dª Eva Levy, nada sospechosa de machista así que es el que yo elijo.

Cuota femenina directiva en España 2014 – 22%
Cuota femenina directiva mundial – 24%
Cuota femenina en la UE – 23%

Así que así como para empezar...¡un respiro!

Si diseccionamos más los datos, vemos que los mejores porcentajes corresponden a países de pasado “o presente” comunista….como Rusia, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia. La “ultra” feminista Noruega presenta un 24  y la superliberal Holanda un 10% y sorprendentemente ¡Italia 30% y Grecia 29%!

¿Qué me decis?

En lo peor los “Japos” con un 7%. Vaya sorpresa eh???

Si vamos a porcentajes en Consejos de Administración, lo primero que tenemos que saber es que los datos que circulan suelen ser de empresas tipo IBEX35 es decir, las más grandes.

España está en un 17%, y la media UE 18%. Tampoco vamos tan mal…hemos mejorado un 200% desde 2006. Es verdad, que consejeras ejecutivas sigue habiendo pocas, 4. Aquí si hay más diferencias y es donde las cuotas entran a formar parte...los países con cuotas están bastante más arriba…de este forma Noruega ha alcanzado el 40% desde la instauración de su ley de cuotas en el 2006. Italia y Bélgica con leyes similares están progresando más rápidamente.

¿Cuál es mi opinión sobre las cuotas femeninas?

Primero que sólo hablamos de cuotas en Consejos de Administración…no tendría sentido y sería una más que sería intrusión política, hablar de cuotas en puestos ejecutivos y directivos. Mi postura es que cuota o no cuota no es tan grave, relativicémoslo y hablemos sosegadamente.

Yo prefiero un mundo más femenino (que no feminista) porque creo más en la visión y valores femeninos que en los más asociados al rol masculino. Además vivo rodeado de mujeres y espero un mejor futuro para ellas!

Admito que hay que acelerar el ritmo de incorporación de las mujeres a los puestos directivos, éste es el verdadero problema, y de ahí en cascada a la alta dirección y al Consejo.

Difiero no obstante en el cómo...

La cuota en sí mismo no me parece mal. Yo premiaría a las empresas que alcancen determinados porcentajes  o cuotas siempre y cuando se haga bien, teniendo en cuenta el sector de actividad por ejemplo.

El problema de verdad es la Ley de Cuotas,...al hablar de Ley aparecen los políticos y ahí la hemos fastidiado...aparecen los criterios y líos políticos con los que no estoy de acuerdo.

Yo no quiero leyes prefiero cambios culturales y procesos de transformación social desde la base y desde el reconocimiento, no del castigo.

El otro gran problema de la cuota y ya finalizo, es que TODAS dicen lo mismo y luego no se cumple. La Ley de Cuotas “fulanita” existirá mientras sea necesario pero se crea con un cometido temporal y coyuntural...políticos SIC.

Eso dicen los políticos...pero NO es verdad. Cuando se introduce una cuota política sea la que sea (raza, casta en la India, sexo, procedencia, etc) ya no se quita NUNCA.

Y por qué?

Porque tras la cuota siempre hay un lobby al principio con intereses totalmente lícitos, loables y éticos como la defensa de la mujer, la discapacidad o la protección del medio ambiente,... pero, y este es el problema, se convierten en un –ismo, y éste   –ismo en un partido político que IMPIDE la derogación de la cuota porque se acostumbra a ella y sus beneficios y trabajan duramente para impedirlo, si a esto sumas… políticos cobardones.

Les suena:

Protección del Medio Ambiente - Ecologismo - Partidos Verdes

Lo mismo sucederá con la defensa de la promoción de la mujer y si no al tiempo.

Mi Maestro es Thomas Sowell y su Tratado "La discriminación positiva en el Mundo" Editorial: Gota a Gota, un tipo contrario a las cuotas especialmente la de personas de color, con un detalle nación en la profunda Alabama y es negro como el carbón.

Finalizo:

Un mundo más femenino.....SÍ
Más mujeres en puestos directivos.....SÍ
Más mujeres Consejeras.....SÍ
Apoyo a las Cuotas.....SÍ
Una Ley de Cuotas.....NO

A todas las mujeres que rodean mi vida y la hacen “envidiable”. ¡¡¡Que la fuerza os acompañe!!!


Comentarios

Entradas populares