Rainy Mondays (Blue Mondays)


Suena a canción ochentera, pero lo que vivimos el pasado lunes 5 de octubre en Madrid fue muy muy serio… Me refiero al ATASCAZO con mayúsculas.

Yo empleé 3 horas 20 minutos en llegar al trabajo y no fui recordman!! Vivo a 12 kms de mi trabajo. La media que me sale es de una tortuga carey ya entrada en años. Vamos me pongo las zapatillas de correr y llego mucho antes incluso parando a desayunar.

Sé que coincidieron varias cosas, como que era lunes, que llovía, que era primero de mes y por lo visto alguna avería /accidente… ¡más el remonte de la crisis!! Todo ello colapsó Madrid como yo jamás había vivido y ¡ojo! llevo unos cuantos atascos a mis espaldas.

Pero si lo traigo a este blog no es sólo por compartir, que tampoco ea para despreciar el efecto terapéutico del mismo, sino porque no se puede actuar como borregos en el s.XXI.

Pretender llegar a cientos de miles de personas, cada una en su coche a la “almendra” de Madrid, entre 8,30 y 9,30 es un suicidio colectivo.

¡Teletrabajemos!


Ya sé que no todo el mundo puede hacerlo, pero muchos sí. Con retirar del tráfico matutino a un 15-20% puede ser suficiente para descongestionar.

Pero nada, como borregos unos tras otros…

Me dirijo especialmente a los que tienen que tomar o influir en las decisiones que precisamente son los lectores de este blog, las personas de RRHH.

¿Cuánto más podemos esperar para poner en marcha procesos de teletrabajo? ¿2- 3 incluso 10 años?

Pero, ¿por qué perder la oportunidad de comenzar a hora y beneficiarse de las ventajas?
Ah, claro que hay riesgo,… Sí, hay riesgo, y yo añado, trabajo y esfuerzo.

Nosotros aunque todo el mundo puede teletrabajar en nuestra organización, hemos aprovechado el atasco para reflexionar y recordar al equipo que no estamos pagando por ver sus posaderas en una silla sino por su aportación de talento.

Hemos puesto una medida de conciliación, la nº 52 en Másfamilia, especialmente dirigida a estos día tan señalados en el calendario (me ha quedado como un anuncio de Evax) la llamamos: "Rainy Mondays". Es por darle un nombre comercial.

Y consiste en ofrecer a nuestros colaboradores 2 opciones:
  1. Realizar Jornada Intensiva 7:30 a 16:00 con 30’ almuerzo. Esto implica un madrugón tipo 6 a.m. pero si sé que puedo estar en mi casa a las 16:30 quizás compense con una buena siesta reparadora.
  2. Teletrabajar en el espacio 9:00 a 11:00. De forma que a las 11:30 pueda llegar a la oficina sin problemas ni tensiones, con los mails resueltos, con la semana organizada y con otras muchas tareas realizadas.
Yo me voy a coger esta modalidad. No todos los lunes pero sí unos cuantos.

Como el lunes es día de reuniones internas y la primera comienza 9:30 tendremos que tenerla vía Skype, lo cual deja de ser un problema, es una oportunidad.

¡No más atascos! O por lo menos, no más atascos sin haberlo intentado evitar.

¡Conciliator 2.0 has been here!

¡¡¡Que la fuerza os acompañe!!!


Comentarios

Entradas populares