Cada día... me soporto menos!! o... la mala educación


Este post tendrá secuelas fijo! No se puede acometer esta faena de un solo golpe. 
Y es que me lo dicen mis hijas, me he vuelto un cascarrabias insoportable!





No aguanto a casi nadie,… y por aquí irán desfilando todos los personajes a los que no aguanto. A los que te hacen  esperar, a los que fuman todo el rato, a los que no se callan ni debajo del agua, a los hipócritas, a los aduladores, a los soberbios, a los “huevazos”, a los cantamañanas, a los políticos, a los extremistas, a los chorizos, a los que se cuelan, a los afortunados, a los ….panaderos, perdón sabía que se me iba a ir la mano: pobres panaderos que no me han hecho nada.

Quizás sea un signo inequívoco de que me estoy haciendo mayor, pero no aguanto a casi nadie, ¡no me aguanto ni a mí mismo!

Una de las principales razones de todo este desaguisado, una causa transversal común, es… ¡la mala educación!

Hemos interpretado bastante erróneamente de que va esto de la libertad individual.

Campeón no va de hacer lo que quieras!!! Sino de aquello que quizás dentro de un marco, moral, ético, legal y cívico.

Porque vivimos en comunidad, no puedes andar pegando gritos, ni haciendo fiestuquis cuando te plazca, ni tirando la basura al suelo….

Pero claro, ¡este es un país libre! Qué equivocados estamos….

Yo debo reconocer que como bastantes en este país, y sin perder el norte, pero me gusta España, salvo cuando llegan estas cosas, entonces me acuerdo de los europeos del norte y su civismo que yo tanto añoro.

Porque digo yo, podríamos mantener nuestro modus viviendi, esta forma de apreciar la vida, esas cervecitas y…. no ser tan cafres, no? ¿O está íntimamente ligado?

Es que este es un país de cabestros, si señor, en el que se impone el que más grita, el más maleducado, y eso no ¡puede ser!

¿Acabaré pensando que soy yo el raro?

¿Qué soy el que rema en contra o al revés?

¿Me sumaré a esta corriente generalizada de cromañones?

De los pocos reductos que van quedando son las empresas, ante la ausencia de un marco ético y moral en nuestra sociedad, las empresas imponen sus propios valores y códigos que suelen ser mejor que los de la p…. calle.

Y aunque comienza a haber excepciones, por lo general existe mayor respeto y consideración que en la calle, donde ni Frank de la Jungla podría hoy en día sentirse cómodo.

En una empresa si te pasas, alguien habitualmente te pone en tu sitio, pero in the Street quién se ocupa de esa tarea?

¿Y los que te sueltan a sus maleducados hijos encima, porque ni ellos mismos los aguantan?

En todo esto la responsabilidad se reparte entre padres, educadores, políticos, etc.

Un caso especial Tele5 y Mediaset, no son unos más, son el paradigma de la multi-educación, pero eso será otro post.

Conciliator 2.0 has been here.

Que la fuerza os acompañe!!!

Comentarios

Entradas populares