A vueltas con la mala educación española

Ya avisé en mi anterior post que este tema sería recurrente y casi vírico…

Hoy voy a preguntarme ¿Por qué? ¿Por qué se ha instalado de tal forma en nuestra sociedad?

¿Por qué las nuevas generación están peor educadas que las que le precenden? Aunque tengan mucha más formación parecen peor instruidos y educados.

Se me ocurren dos grandes factores:
  1. La falta de una referencia ética o de moral colectiva.
  2. La falta de conciliación

      Vamos con la primera…. Cuando yo era joven, la referencia moral, la que nos decía que era lo bueno y lo malo (me olvido de las comillas ya que si no este post estaría lleno de ellas), era la religión cristiano / católica con la iglesia como brazo armado. Y digo bien, ‘armado’, porque a mí me ha dado collejas en Corazonistas, pero aprendí, me pasa como el genio Gila.

Sí, obviamente tendría que salir por algún lado, la conciliación, pero es que es verdad ¿o no?


Sin entrar en un profundo debate acerca del papel de la iglesia, estaba claro que matar, robar, desear a la mujer de tu prójimo…. eran pecado, pero mucho más relevante, todo el mundo sabía que gritar a los padres, no ceder el asiento en el metro, no respectar a los mayores, acosar psicológicamente a tu pareja, no apoyar al discapacitado, etc, etc estaba mal y no debía hacerse, y los que lo hacían eran malos y los demás lo sabíamos. No doubt!

Insisto en no pretender abrir un debate sobre la Iglesia, sino entre ética y moral.

Tras los 60´s y los 70’s llegaron los 80’s con las aperturas, los cambios, la movida, los Secretos y Nacha Pop, y la pérdida de ese marco ético que desde entonces nadie lo ha ocupado.

En los países comunistas hay una religión sustitutiva, el partido, el comunista claro o el de turno que no deja de ser una dictadura, donde por cierto, los valores también se conocen, te gustarán o no pero… se conocen.

En el ámbito democrático, los franceses trabajan mucho y muy bien los valores denominados, “republicanos” y aunque no del todo sí consiguen cubrir ese hueco. Es el Estado el que ‘impone’, en parte, estos valores.

Pero en España, estaríamos en el terreno de la relatividad moral, donde todo vale, donde a mí no me dice nadie lo que tengo que hacer, ni tan siquiera la policía, donde al Tribunal Constitucional se le obedece….. o no.

Nadie ha cubierto este hueco dejado por la moral católica que ha quedado como referente tan sólo para una parte, un ¿20-30%? O incluso menos.

Excelente oportunidad la asignatura Educación para la Ciudadanía, que a mí me pareció una excelente idea, pero claro sin politización. Se trata de identificar valores y comportamientos comunes entre el 80% de la sociedad y por tanto, de los políticos, y por supuesto, nuestra Constitución, que es el marco legal de respeto y de valores que nos hemos dado.

Pero nada, no nos ponemos de acuerdo y así nos va. Aquí cada cual trata de imponer sus valores, tratamos de resolverlo todo con leyes, que luego por cierto no estamos dispuestos a acatar y cumplir.
Nos falta un marco global de valores ético que definan nuestra moral colectiva y esto debe enseñarse transversalmente y como asignatura propia en el cole por supuesto, y el que suspende no pasa de curso.

Como me ha quedado largo este post, al próximo prometo tratar el segundo aspecto: la falta de conciliación en su impacto en la mala educación.

Conciliator 2.0 has been here!!


Que la fuerza os acompañe!!

Comentarios

  1. Más que maleducados yo hablaría de ineducados ,que no saben comportarse ni para bien . Tímidos , cobardes y faltos de compromiso ,pero eso sí con varios Masters que pueden esconder su miedo al trabajo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares