La conciliación y los partidos políticos

De cara a estas próximas elecciones (qué bien, eh?) estamos elaborando una serie de propuestas para que los partidos políticos puedan incluirlas en sus programas electorales, ahora que, de repente, les ha entrado la fiebre por la “cosa”, y han descubierto que efectivamente es una cuestión de… Estado!


Quizás lo desgrane en próximos posts,  pero lo que ahora quiero aclarar es una serie de premisas iniciales sin las cuales no es posible entenderse, ni seguir, ni ná de na´...

1. Modelo socio-económico. Debemos elegir entre los dos modelos que sin lugar a dudas funcionan mejor que el nuestro al respecto de la conciliación. Y decidir de manera responsable, con transparencia y sin mentir a la ciudadanía.

Y cuáles son?

El modelo nórdico y centroeuropeo en el que unos más (Países Nórdico) y otros menos (Francia y Alemania) apuestan por un estado de bienestar creando una base impositiva al respecto.
Sí, no hay un manual sino puro y duro IRPF

El modelo USA en el que buena parte o casi todo del estado del bienestar se extiende a la empresa privada con el riesgo de que lo acepten o no.

Es mucho más eficiente y barato pero genera importantes desigualdades.

Parte de un mercado de trabajo muy dinámico y competitivo en el que las empresas aportan beneficios y conciliación porque de otra forma perderían talento.

Es obvio cuál va a ser la respuesta de un ciudadano medio español si le preguntamos por cuál modelo se decanta….

Todos a una!

Quiero ser de Goteborg con el IRPF de Kentucky! Nos ha jo… mayo con las flores y las ortigas!

Lo peor es que hasta ahora los políticos nos han dicho que esa ecuación era posible,… y lo era! Eso sí generando deuda!! Una deuda que hay que pagar salvo que seas de Podemos.

Estoy convencido que no hay partido político en España que se decante por el modelo USA así que vamos impepinablemente a un modelo europeo pero muy, muy, muy descafeinado, eso sí!

No podemos hablar de conciliación sin resolver este algoritmo!!

2. Si la conciliación va a recaer en parte o en buena parte en las empresas, debemos contar con ellos. 

Parece fácil y sensato, verdad?

Pues ni uno sólo de los partidos políticos tiene la menor idea de cómo se lleva esto en efecto en una empresa hoy en día. Sus señorías no han currado en la empresa privada ni de becarios.

Si vamos a tener que implicar a la empresa para que asuma parte (buena parte diría yo) del Estado del Bienestar que el Gobierno de turno no va a poder pagar, por lo menos preguntémosles cómo hacerlo y, premiemos sus iniciativas.

Pues nada, uno que sí nine to five, otro que esto se arregla promulgando leyes, otros que sí la igualdad, aquellos que si el Convenio colectivo.

Ni una propuesta seria y razonable desde la óptica empresarial o corporativa. Sres y Sras, si quieren que los empresarios pongan la pasta contra su cuenta de resultados, escúchenles por lo menos, no les obliguen, no les coarten, que además la cosa está muy achuchada.

Sin estos dos temas claros, ni seguimos hablando de conciliación, bueno,… aquí todo el mundo lo hace, porque la ignorancia es muy atrevida.

Conciliator 2.0 has been here!!

Que la fuerza te acompañe!!

Comentarios

Entradas populares